Artículos de viaje

Andares barrocos por el Belvedere

Si por algo es conocida la ciudad de Viena es por sus palacios, una arquitectura opulenta que plaga sus calles, conformando un núcleo urbano tan perfecto y cuidado que hace casi imposible que no te conquisten.

Hoy en concreto vamos a hablar de uno de los más conocidos, el del Belvedere, una visita en la que disfrutaremos tanto de las vistas exteriores como interiores del Palacio.

El Belvedere, está en realidad formado por 3 palacios diferentes, Belvedere Alto, Bajo y el  Schwarzenberg que se ha convertido en hotel y no podemos visitar.

En el interior de los edificios visitables encontraremos exposiciones de arte austríaco de diversas épocas.

belvedere alto Andares barrocos por el Belvedere

El Belvedere Alto desde sus jardines

El Belvedere Alto, es el más impresionante de los dos edificios (ya que el otro son las caballerizas rehabilitadas). Una fachada barroca plena de esculturas en cada columna, y unos jardines que se extienden hacia el Belvedere Bajo, con fuentes y más esculturas en el camino.

Existen 3 exposiciones diferenciadas que se pueden visitar por separado, sin embargo, al realizar la compra de las 3 entradas conjuntamente conseguiremos un sustancial ahorro, en total, las 3 entradas cuestan alrededor de 20€.

belvedere bajo Andares barrocos por el Belvedere

El Belvedere bajo, las antiguas caballerizas reconvertidas a museo

Debemos reprimir nuestro impulso de visitar primero el Belvedere Alto, ya que aunque es impresionante, la exposición que alberga el Belvedere Bajo sólo se puede visitar hasta las 12 de la mañana, una razón a priori extraña, que se justifica teniendo en cuenta lo que allí se expone: Retablos medievales, tallas en madera, tejidos… En definitiva, obras fechadas en torno a los sigos X y XI que admiten pocas visitas diarias debido a su deterioro y condiciones especiales de conservación (notaremos una humedad forzada impresionante en la sala), además cuenta también con otra parte barroca de en torno a los siglos XVII-XVIII.

jardines belvedere Andares barrocos por el Belvedere

Paseando por los jardines del Belvedere

detalle flores belvedere Andares barrocos por el Belvedere

Las flores que podemos encontrar en los jardines del Belvedere

Tras visitar esta exposición, deberemos cruzar de nuevo todos los jardines del Palacio y llegamos por fin al edificio principal. El Belvedere Alto alberga todo lo contrario al Bajo, aunque sí es verdad que alberga una pequeña exposición de arte Barroco y Edad Media, lo que encontraremos en él es mayormente muestras de artistas de fin de siglo y modernistas de entre los siglos XIX al XXI, lo que se conoce como la Galería Belvedere.

interior belvedere alto Andares barrocos por el Belvedere

Hall de entrada del Belvedere Alto

Surcamos las estancias palaciegas de altos techos y decoración recargada hasta llegar a las salas de exposición, acondicionadas para mostrar algunos de los autores más conocidos de Austria como Kokoschka, Oppenheimer, y el archiconocido Gustav Klimt.

Y es de éste último precisamente del que podremos encontrar sus obras maestras: La enigmática Judith y El Beso, el cual encontraremos colocado en una sala completamente negra, en la que sólo se ilumina este cuadro, en el que podremos apreciar las incrustaciones y el brillo increíble del pan de oro.

Hasta el Palacio del Belvedere se puede llegar cómodamente con líneas de metro que nos dejan a pocos metros de la entrada. No hace falta madrugar mucho para ir a este lugar, ya que, al contrario que la mayoría de lugares en Viena, no abre hasta las 10 de la mañana en verano. Sin embargo os recomendamos acudir a ésa hora para tomar las mejores fotografías, ya que en torno a las 12, se llena de turistas.

fotografías: Sandra Millánvbelchenko

Mapa de ubicación

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • Google + de 5 Estrellas Club
  • Viajes de 5 Estrellas Club
  • RSS de la Mayorista de viajes 5 Estrellas Club